Franco, rojo y masón

Somnium Dei

Introducción

Francisco_Franco_1923 Francisco Franco en 1923

Podríamos decir que los caminos de la historia son inciertos o inescrutables. O que existen miles de posibilidades y que al final sólo se materializa una de ellas, por lo menos en este Universo. En el verano de 1916, el teniente Francisco Franco Bahamonde fue herido de gravedad en el norte de África durante una escaramuza contra los rifeños. Fue un disparo limpio en el abdomen que, en la mayor parte de los casos, comportaría una muerte segura. Pero según sus hagiógrafos, fue la misma Providencia la que salvó milagrosamente al futuro Caudillo para que pudiera prestar un inestimable servicio a su pueblo.

Así pues, Franco fue ascendido a capitán por méritos de guerra (por la herida sufrida) y empezó a consolidar un liderazgo carismático y mesiánico que ya no le abandonaría hasta el final de sus días. Y de todos es sabido que se…

Ver la entrada original 5.419 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s