La culpa es del cocinero

Obama se va y lo hace no sólo derrotado en Siria (y algo menos en Ucrania) sino haciendo el ridículo. Si por hacer el payaso te dan el Nobel, como hicieron con Obama dándole el de la Paz -y ya he dicho que yo sólo respeto a dos personas, el vietnamita Le Duc Tho, que le rechazó, y el francés Jean Paul Sartre, que hizo lo mismo con el de Literatura- echo mucho de menos que no se lo diesen a quien realmente se lo merecía: Charlie Rivel.

 

Origen: El territorio del Lince

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s