Hemos olvidado a Dios

Para desesperación de los pijoprogres de The New Yorker, aferrados a sus rituales laicos y sus mitos descafeinados, el Dios que hacía temer y temblar a Kierkegaard ha vuelto de manera triunfal en el 2016. Al menos en la gran y pequeña pantalla.

 

Origen: vozpopuli.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s